TIERRA DE BARDOS, CIERRA.
Pero yo no desaparezco. A partir de ahora podrás encontrarme en mi WEB OFICIAL DE AUTOR pinchando en la imagen inferior. Allí os ofreceré más artículos, noticias, reseñas y todo el contenido habitual en este blog.
¡Muchas gracias a todos por estos años juntos! Os espero en mi nuevo rincón:

A PARTIR DE AHORA PODRÁS ENCONTRARME EN MI WEB DE AUTOR

Alcander, de Luisa Fernández

Ya está aquí... Legados

domingo, 26 de septiembre de 2010

Las 11 obras imprescindibles de la ciencia-ficción (II)

____
Hola, viajeros. Toca concluir la lista de mi 11 novelas preferidas de ciencia-ficción. Como ya avisé, la lista podría ser inmensa, y soy consciente de que quedarán fuera muchas novelas míticas. Pero que no estén aquí no significa que no merezcan estarlo. Algunas no lo están sencillamente porque no las he leído, o porque no me gustaron (a pesar de que entienda que son obras maestras). "El Juego de Ender", "Ubik", "La guerra de los mundos", "Crónicas Marcianas", "El hombre en el castillo"... Son tantos que se podría hacer una lista larguísima. A los blogueros que me visitáis, os animo a que creeis la vuestra.

-El viajero (John Twelve Hawks): La mayoría de los libros de esta lista son clásicos de la época dorada de la ciencia ficción. Pero también hoy en día se hacen grandes obras, lo cuál no es fácil porque el género está sobrexplotado. En 2005 apareció “El viajero”, firmado por un escritor desconocido que trabaja bajo el original seudónimo de John Twelve Hawks, primera parte de la trilogía por concluír “La Cuarta Realidad”. El argumento, a medio camino entre la intriga de conspiraciones y la ciencia ficción, es absorbente: Los Viajeros son hombres capaces de liberar su alma (La Luz) y viajar a otras realidades, donde recogen sabiduría para guiar a la especie humana hacia el futuro. Pero hay quienes no están de acuerdo con estos revolucionarios. La Tábula es una organización que persigue desde hace siglos a los Viajeros para acabar con ellos. Los consideran demasiado peligrosos para el orden preestablecido que administran en las sombras. Son opositores del cambio, y para hacer su tarea controlan la sociedad desde sus cimientos: la economía, la industria, los servicios policiales... Todo está sucintamente controlado sin que la sociedad siquiera lo imagine (al más puro estilo del Gran Hermano de “1984”. Es la llamada Red. Sólo los Arlequines, asesinos sin escrúpulos con la misión de proteger a los Viajeros, se oponen a su tiranía encubierta a través de su imprevisibilidad, el único modo de burlar a la Tábula. Maya es una ex-Arlequín que tendrá que volver a la vida de asesina para salvar a dos hermanos muy especiales: Michael y Gabriel Corrigan. ¿Pero qué pasará cuando uno de los dos hermanos decida unirse a la Tábula? Esta es una historia que atrapa, os lo aseguro, repleta de acción al más puro estilo cinematográfico (el guión de la adaptación al cine ya está en marcha, según se rumorea).

-¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? (Philip K. Dick): ¿Quién no ha visto Blade Runner, el clásico de Ridley Scott? El director se basó libremente en la novela corta de Philip K. Dick. Si la oscuridad y la miseria están presentes en la película, en la novela el ambiente es aún más asfixiante. Rick Deckard, ex-policía y actual “cazador de bonificaciones”, tiene como encargo eliminar a un grupo de androides, tan parecidos a seres humanos que es casi imposible distinguirlos. Los Nexus 6 (es el nombre de los seres artificiales), llegan a la Tierra huyendo de los maltratos recibidos en una colonia espacial, donde eran utilizados como mano de obra esclava. La novela, enclavada en un ambiente casi apocalíptico y ciberpunk, estudia la relación entre humanos y androides (que al parecer valoran más el concepto de humanidad que los propios hombres), añadiendo el elemento religioso en la forma del Mercerismo, un movimiento filosófico convertido en religión. Una novela a la altura de su adaptación cinematográfica, a pesar de las numerosas diferencias..

-La Biblioteca de Babel (Jorge Luís Borges): Creo que nadie podrá discutir que Borges es el mejor escritor de ciencia-ficción en habla hispana. “La Biblioteca de Babel” es, en mi opinión, el mejor ejemplo de su obra. El relato apareció en la colección de relatos “El jardín de seneros que se bifurcan”, y más tarde en “Ficciones” (1944). En el texto, el escritor argentino especula con una construcción en forma de biblioteca (descrita en detalle), que contiene todos los libros posibles, compuestos a partir de combinaciones de veinticinco símbolos ortográficos (incluyendo el espacio, la coma y el punto), en todos los idiomas conocidos y desconocidos. Por ejemplo, podría existir un libro que consiste en la repetición de una misma palabra a través de todas sus páginas (siempre cuatrocientas diez). Tendríamos así un número limitado de libros, pero tan vasto que a ojos de un ser mortal podría parecer infinito. Según Broges, “basta con que un libro sea posible para que exista”. Las interpretaciones del verdadero significado del relato son variadas. Algunos estudiosos ven la Biblioteca como un reflejo del Universo (al igual que éste, finito pero sin límites), cuyos pasillos son recorridos por aventureros en busca del Libro Total, que contiene todos los enigmas de la realidad.

-Solaris (Stanislaw Lem): Más que una novela de ciencia ficción, “Solaris” es un estudio psicológico tanto de la condición humana como de un posible contacto con otras razas inteligentes ajenas a nuestro mundo. Y no hablamos de extraterrestres al uso, sino de conciencias alienígenas tan alejadas de nosotros que resultaría imposible una relación porque, sencillamente, seríamos demasiado diferentes. La historia se centra en Solaris, un planeta muy alejado de la Tierra, en el cual se ha encontrado vida y se sospecha que hay inteligencia. Pero esta conciencia extraterrestre no tiene forma humanoide, sino que es un vasto océano. Kris Kelvin es un brillante psicólogo que llega a la estación de investigación del planeta para desentrañar el misterio de las extrañas conductas de sus ocupantes. Y entonces descubre a los visitantes, réplicas de seres humanos que sólo existen en el recuerdo de los investigadores. En su caso, se le aparece Hari, su esposa, que se suicidó tiempo atrás. A través del punto de vista de Kelvin, y con gran detallismo y realismo, desentrañaremos parte del misterio de los visitantes y el “océano-conciencia”, aunque jamás del todo, porque, como ser humano, Kelvin es incapaz de abarcar los conceptos que rigen a la conciencia de Solaris. Una obra compleja pero muy profunda.

-Hacedor de Estrellas (Olaf Stapledon): En 1937, Stapledon nos regaló una maravillosa aventura de corte existencial. Calificada por Borges como “prodigiosa”, y por Arthur C. Clarke como “...la más poderosa obra de la imaginación de todos los tiempos”. Poco se puede añadir a tan espectaculares comentarios, que no hacen sino dictar una justa sentencia. Cuenta la historia de un hombre amargado que, mientras contempla las estrellas, se ve arrastrado en un viaje astral hacia más allá de la Tierra. Cruzará toda la galaxia para comprender la verdadera esencia de la fuerza primigenia, el Hacedor de Estrellas. Estamos ante una obra que fusiona cosmología y filosofía, una fábula preciosa, cargada de imaginación y con una profundidad deliciosa.  Imprescindible. Personalmente la considero una obra maestra, muy infravalorada pero que está a la altura de cualquier clásico.

-2001 Una Odisea del Espacio (Arthur C. Clarke): Su narrativa no es la mejor, sus personajes son poco profundos, pero lo reconozco, “2001” tiene algo que me cautiva. y la convierte en mi preferida, al menos argumentalmente. Imposible pensar en ella independientemente de la película de Kubrick, y tampoco lo recomiendo. Cada vez que la leo visualizo las impactantes escenas del film, de una belleza como pocas veces he visto en el cine: esos hombres-mono al borde de la extinción, la primera aparición del Monolito acompañado del intenso canto coral de la banda sonora, el baile visual de la Estación Espacial, el viaje estelar de Bowman, el impactante final en la suite del hotel... Sencillamente irresistible, a pesar de las destacadas diferencias entre novela y película. Y qué curioso, cuando lo común es que el cine tenga un ritmo trepidante, en este caso es al contrario: la novela, además de explicar más cosas, es de un transcurrir más rápido; la película es una danza silenciosa y lenta. La historia comienza hace tres millones de años, con nuestros primeros ancestros; al borde de la extinción por inanición, forrajean día tras día y compiten con otros grupos de monos por un miserable charco de agua. Son el último eslabón en la cadena alimentaria. Pero todo eso está a punto de cambiar. Una mañana, cuando los hombres-mono salen de su cueva, encuentran algo extraño que no puede ser concebido por sus mentes primitivas, un monolito transparente, que manipulará sus mentes y alentará su potencial evolutivo. Cargados con el arma más poderosa, la curiosidad, aprenderán a utilizar herramientas, a aprovechar el abundante alimento que antes no sabían ni que existía, a matar. La humanidad ha nacido. El próximo paso son las estrellas. Y el Monolito estará allí esperándoles para su próximo paso evolutivo.

Y eso es todo por esta semana. Seguid opinando sobre vuestras novelas CI-FI preferidas.

7 comentarios:

naty dijo...

Felicidades,Javi por compartir en tu blog estas grandes obras de ciencia ficción.
Muchos saludos.

Vicent dijo...

Cuando escucho "Ciencia Ficción" no me puedo resistir. Es como la llama para la polilla que, inevitablemente terminará por quemar sus alas.
Creo que seguire tu consejo y también haré mi lista, porque cada uno tiene sus gustos. Pero hoy no...
Respecto a lo de mejor escriro Si-Fi en lengua hispana el señor Borges, no puedo estar de acuerdo. Reconozco (aunque no es de mi agrado) que Borges es uno de esos escritores de la élite literaria, pero, afortunadamente la ciencia ficción está más allá. Para los muy aficionados, el mejor autor hispano es Barceló (el ingeniero, no el pintor)y son muchos los que coinciden en que la mejor obra es "Nuevos Dioses" de Vazquez-Figueroa. Pero, como dice el dicho, sobre gustos no hay nada escrito... Y voy y lo dejo por escrito...¿Será posible?

Javier Pellicer dijo...

Naty, como siempre, gracias por tu visita. Besos.

Javier Pellicer dijo...

-Por supuesto, Vicent, cada uno tiene sus gustos. De Barceló reconozco que no he leído nada, así que no puedo opinar, aunque su nombre suele sonar en todas las tertulias de ciencia ficción. Y "Nuevos Dioses" es una de esas obras que bien podría haber estado en esta lista, porque me gustó mucho (y eso que cuando lo leí todo eso de los clones sonaba aún a chino). Pero ya ves, hay que hacer sacrificios. Para mí Borges es sencillamente sublime, y en las varias tertulias acerca del tema en las que he participado, su nombre siempre estaba en lo más alto.

Víctor Morata Cortado dijo...

Brillante la conclusión en esta segunda parte de tu artículo. Hay algunas de estas obras que no he leído y me han llamdado profundamente la atención, como es el caso de "El Viajero". A ver si voy haciendo huecos y tomando nota. Venga, un abrazo, colega.

Isabel Romana dijo...

Me fascinaron las Crónicas Marcianas. No soy muy amante de la ciencia-ficción, pero esa obra supera cualquier idea de género. Un abrazo.

Norma Ruiz dijo...

Javier:
soy una de las tantas admiradoras de Jorge Luis Borges.
quién conoció a Borges y desarrolló a su vez una sólida carrera como docente universitario,, ya que entre 1956 y 1963, compartió la catedra de literatura inglesa y norteamericana, es Jaime Rest.
en 1976 escribe "El laberinto del Universo.
Borges y el pensamiento nominalista.
sí no lo leiste, te lo recomiendo.
abrazos

Narración radiofónica de mi relato "Como hadas guerreras"