TIERRA DE BARDOS, CIERRA.
Pero yo no desaparezco. A partir de ahora podrás encontrarme en mi WEB OFICIAL DE AUTOR pinchando en la imagen inferior. Allí os ofreceré más artículos, noticias, reseñas y todo el contenido habitual en este blog.
¡Muchas gracias a todos por estos años juntos! Os espero en mi nuevo rincón:

A PARTIR DE AHORA PODRÁS ENCONTRARME EN MI WEB DE AUTOR

Alcander, de Luisa Fernández

Ya está aquí... Legados

sábado, 26 de septiembre de 2009

Reseña: Donde termina el arco iris, de Cecelia Ahern

_____

Saludos, viajeros de Tierra de Bardos, tanto en este blog como a través de Facebook (donde me seguís cada vez más). Hoy os traigo la reseña de un libro que leí hace un par de semanas.



Reconozco que no soy nada aficionado a la literatura romántica, al menos la que se puede calificar como exclusivamente romántica. Me gusta que una novela contenga en su trama una historia de amor, más o menos presente, pero siempre como apoyo de un argumento principal.

¿Y cómo me dio por leer un libro calificado como “romántico”? Por la originalidad de su planteamiento. Me atrajo cuando, navegando en un foro literario, alguien mencionó una novela que transcurría sin un narrador que contara la historia. Durante las páginas de “Donde termina el arco iris”, la autora transmite su historia a través de las notas, cartas y correos electrónicos que los personajes se envían unos a otros. En efecto, la novela está narrada en forma de diálogos y cartas. Eso picó mi curiosidad.

Algunos pensaréis que este particular estilo podría resultar pesado o demasiado caótico. Os aseguro que no es así. Me leí el libro en un día. La lectura se hace sorprendentemente amena, y hay que alabar el modo en que la autora ha logrado hacer entendible una historia con este método tan poco común. Engancha, os lo aseguro.

Veamos el argumento propiamente dicho: Rosie y Alex han estado juntos desde que eran niños, han compartido travesuras, alegrías y vivencias. Son tan amigos que no conciben vivir separados el uno del otro. Pero un día, el padre de Alex recibe una oferta de trabajo irrechazable llegada de Boston, y la familia del chico se muda a Estados Unidos (olvidaba decir que Rosie y Alex son irlandeses). Por primera vez en su vida, los dos muchachos se separan. Rosie es quien más lo padece. Sin Alex se siente totalmente perdida.

Pasan los años y llega la oportunidad para que Rosie viaje a Boston a estudiar, y pueda reencontrarse con Alex. Pero entonces, todo cambia para siempre (no voy a desvelar el suceso). Sintiéndose desgraciada, Rosie debe quedarse en Irlanda. Pero la relación entre los dos amigos, lejos de desaparecer, se mantiene durante años, gracias a las cartas, los e-mails y algún encuentro esporádico. La vida los golpeará de mil y un modos distintos, hasta que llega el momento que entienden que lo que hay entre ambos es mucho más que amistad.

¿Qué ocurre a partir de entonces? Muchas cosas, pero tendréis que leer el libro para saberlo, porque servidor no va a decir nada más. No creáis, sin embargo, que se trata de la habitual novela romántica pasional (a pesar de que la versión original esté editada por Harper Collins, especialista en este género). Yo ni siquiera la consideraría romántica, en el estricto sentido de la palabra, pues los personajes viven la historia como amigos, y el tema romántico no aparece hasta más adelante.

En la novela encontraréis momentos chispeantes y muy divertidos, con diálogos delirantes que os harán reír en voz alta (impagables las primeras páginas, con las notas que intercambian los dos niños, incluidas las faltas de ortografía típicas de cualquier chiquillo); también hay mucha ternura, y sobre todo drama. Nada de sexo o erotismo. Todo es más sutil, más cercano, a pesar de que juega con una idea onírica que a todos nos gustaría que fuera verdad: que una amistad íntima pueda sobrevivir intacta durante décadas entre dos personas que viven cada una en una punta del mundo.

En resumidas cuentas, una historia ligera, tierna, divertida en ocasiones, y muy recomendable. Y original por la narración exclusiva a través de diálogos y cartas. Adictiva.

Un saludo a todos, viajeros.

7 comentarios:

B. Miosi dijo...

Al leer esta reseña me han entrado ganas de comprar el libro. ¿Lo venden en Sudamérica? "Donde termina el arco iris", es fácil de recordar, veré si lo encuentro aquí.

Sabes, Javier, es difícil hacer una reseña sin descubrir las partes vitales de la novela, algo muy importante, porque pica la curiosidad, por otro lado, tienes una manera clara y sencilla de exponer la trama.

Un buen trabajo, felicitaciones!

Besos,
Blanca

Deusvolt dijo...

Totalmente de acuerdo con Blanca: muy buena reseña Javier, me ha picado la curiosidad por este libro, se ve ameno y romántico-melancólico, je, je..
El otro libro que recuerdo escrito a base de cartas es Drácula, ¿no?
Bueno, aunque los estilos no pueden ser más dispares.
Un abrazo y felicidades por la entrada.

Javier Pellicer dijo...

-Blanca: no sé si lo venderán en Sudamérica, espero que sí. Por si acaso, te digo el nombre original "Where the rainbow's end". Gracias por tus siempre interesantes apuntes (y las alabanzas) ;)
-Deusvolt: Es cierto, Drácula también contiene cartas, pero es algo totalmente distinto, te lo aseguro (y no sólo por el género).
Como ya digo en la entrada, no te dejes llevar por las apariencias. El libro es menos romántico-melancólico de lo que imaginas. Incluso sonreirás en bastantes ocasiones. Si tuviera que calificarlo, lo haría como un drama sobre la amistad con tintes románticos y pizcas de humor.Un abrazo, compañero!!!

Bolzano dijo...

Yo tampoco soy amigo de las novelas con tintes románticos, pero has sabido vender el libro con maestría.

A mi también me pica la curiosidad.
Tomo nota mental.

Gracias por la reseña.
Saludos

MiánRos dijo...

Cada novela en sí es diferente; una historia de la que aprender, un estilo con el que disfrutar. La pasión con la que se escribe todo relato, no distingue de géneros. ¿Y sí halláramos, en lo nunca ojeado, un remanso verbal y delicioso donde complacer unos deseos que teníamos dormidos?
Un abrazo a todos los caminantes Bardos.
"La Fantasía tira de mí, como yo de ella."(MiánRos)

Javier Pellicer dijo...

-Bolzano: Aunque sólo sea por la curiosidad de ver cómo se narra una historia sólo con diálogos, yo te lo aconsejo, Bolzano. Es muy interesante. Saludos.
-MiánRos: completamente de acuerdo contigo. De toda historia se puede aprender algo. Un fuerte abrazo para ti también.

Cristina Puig dijo...

Hola,

Me acabas de convencer:), este libro me lo apunto en la lista de pendientes que tengo. Me parece interesante la historia, y si dices que la historia de amor no aparece de golpe, sino después mejor:)Lo cierto es que la novela romántica no es lo mío pero tal como lo planteas me entraron ganas de leerlo.
Un abrazo!

Narración radiofónica de mi relato "Como hadas guerreras"